domingo, octubre 25, 2020

El héroe de McLaren, Rutherford, en Indy

Faltan nueve días para las «500 Millas de Indianápolis». En su primera carrera con el equipo oficial de McLaren en 1973, Johnny Rutherford comenzó desde la pole, pero llegó noveno. Fue la primera prueba de un sindicato que resultaría muy rentable para el equipo naranja como para este nativo de Kansas pero criado en Texas.

John Sherman Rutherford III estaba lejos de ser un novato cuando llegó al equipo fundado por el entonces fallecido Bruce McLaren. Había participado en las 500 Millas desde 1963, a excepción de la 66, cuando sufrió un accidente en Eldora -sí, la misma pista donde corre hoy la NASCAR Truck Series- en la que se rompió los brazos, los dedos y sufrió una lesión en la cabeza que lo hizo imposible. de correr en Indy.

Sin embargo, sus resultados no fueron alentadores: a pesar de haber salido segundo en 1970, nunca había pasado del puesto 18 en la carrera, abandonando en 68, 70 y 71. También había sido campeón nacional de autos de velocidad en 65 y compitió en tres Daytona 500, con derecho a una victoria de NASCAR en su primera salida, uno de los «heats» que conforman la parrilla de la famosa carrera de Florida.

Mientras tanto, McLaren había estado en Indianápolis desde 1970, cuando aparecieron Peter Revson y Carl Williams con los modelos M15. En 71 llegó el M16 que, según Mark Donohue, hizo obsoletos a todos los demás coches. Éste consiguió la pole y quedó en segundo lugar ese año con Revson y ganó la carrera al año siguiente con Donohue, sobre un chasis bajo el cuidado del equipo Penske.

Rutherford en 1972, con Patrick (FOTO: Indianapolis Motor Speedway)

Después de centrarse en Indianápolis y competir esporádicamente en otras carreras en sus primeros tres años, esta vez McLaren tendría un equipo de tiempo completo en Indy. El ya bronceado Rutherford fue asignado a la misión, mientras que Revson solo correría en Indy, Michigan y Pocono, ya que su prioridad era correr el campeonato completo de Fórmula 1 para las «papayas».

La marca registrada de la edición del ’73 sería el extraordinario aumento de velocidades, debido principalmente a la evolución de los autos con el uso de perfiles aerodinámicos, estrenados apenas el año anterior. Todo indicaba que, por primera vez, la barrera de los 320 km/h (200 mph) se rompería en Indy. Faltó poco. La pole de Lonestar JR llegó con un promedio de 198.183 MPH. Su mejor vuelta fue increíble, por el momento, 199,071 MPH. La ronda de clasificación también estaría marcada por el fatal accidente de Art Pollard, en los entrenamientos libres celebrados justo antes del Pole Day.

La prueba de ese año sería un retrato del caos y merece unas líneas para explicar el motivo. Programada para el lunes (feriado del Día de los Caídos en Estados Unidos), el inicio se retrasó cuatro horas debido a la lluvia. La bandera verde no duró mucho: en el medio de la manada, Salt Walther tocó ruedas con Jerry Grant, despegó y volcó. El auto se detuvo boca abajo, con las piernas de Walther expuestas. La fuerza del impacto rompió el automóvil y provocó que el combustible llegara a 11 espectadores, de los cuales nueve fueron hospitalizados. Walther, un piloto bien nacido pero nada más que mediocre, dependió de analgésicos durante el resto de su vida. Y antes de que se pudiera limpiar la pista, volvió a llover.

La salida sería para el día siguiente, pero en la segunda vuelta de la presentación, la lluvia volvió a desaparecer. La prueba se reprogramó para el miércoles, a las 9 de la mañana. Pero el sol se retrasó para secar la pista, por lo que la bandera verde no se ondeó hasta las 2 PM. Una hora más tarde, Swede Savage llegó a la entrada de la recta con su coche lleno de combustible tras una parada en boxes. El bólido prácticamente explotó.

Ante el caos, un auto de rescate se dirigió contra el pitlane para ayudar a rescatar a Savage, pero atropelló al mecánico Armando Terán casi sobre la línea de meta, frente a miles de espectadores. Terán murió instantáneamente. Savage fallecería más de un mes después. La lluvia decretaría el final de la desafortunada carrera en la vuelta 133, con victoria de Gordon Johncock, compañero de Savage que había jugado en las dos ediciones anteriores precisamente para McLaren. Finalmente, Rutherford ni siquiera lideró, ya que perdió el liderato en la salida ante Bobby Unser.

Pese a lograr la pole, Rutherford finalizó noveno (FOTO: Indianapolis Motor Speedway)

En el ’74, las cosas no empezaron bien para el equipo que entonces dirigía Teddy Mayer. La crisis mundial del petróleo hizo que la USAC acortara su programa de actividades. La clasificación se redujo de cuatro a dos días. Con un motor a punto de estallar el día de la pole, Rutherford tuvo que probar suerte el día de los golpes, donde se aseguró el puesto 25 en la parrilla.

En carrera, el escenario fue el contrario: Johnny se puso en cabeza en la vuelta 65, después de que Bobby Unser y A. J. Foyt, que habían dominado hasta entonces, sufrieran con terribles paradas en boxes. El humo en el coche de Foyt cuando acababa de ponerse en cabeza, en la vuelta 139, y que le llevó a abandonar, abrió el camino a la primera victoria de Rutherford y del equipo McLaren en el Speedway, con una cómoda ventaja de 22 segundos para el tío Bobby y increíbles 122 vueltas lideradas.

En el ’75, Unser dio el cambio y se impuso a Rutherford, en una carrera que terminó 26 vueltas antes del final debido a la lluvia. Para el año siguiente, Rutherford emergería como favorito desde la práctica. Venció a Johncock y al joven Tom Sneva para hacerse con la pole en otra edición amenazada por la lluvia, que retrasó el inicio del Pole Day. Mantuvo el liderato en la salida pero fue superado en la tercera vuelta por Foyt.

Sin dejar el grupo de los cinco primeros, JR volvió al liderato en la vuelta 39. Foyt volvió a adelantarlo en el pase 61 hasta que finalmente volvió a tomar el liderato en la vuelta 80, cuando SuperTex empezó a sufrir problemas de manejo. La batalla entre ellos se convirtió en un duelo texano, ya que Foyt nació en Houston y Rutherford, desde niño, tenía su base en Dallas.

La lluvia se acercaba peligrosamente hasta que, en la vuelta 100, exactamente a mitad de carrera, llegaron las primeras gotas y la bandera amarilla. La lluvia se hizo más fuerte en la vuelta 103 y la dirección de la carrera decidió mostrar la bandera roja. A esa hora, el reloj marcaba las 12:45, hora local. Las posibilidades de un reinicio eran considerables, pero cualquier intento de reanudar la carrera fue derribado por una inundación a las 15:15 horas.

Johnny Rutherford (FOTO: Indianapolis Motor Speedway)

Sin tiempo para secar la pista y reanudar la carrera con luz natural ese día, se cerró la carrera más corta en la historia de Indy, con solo 255 de las 500 millas cubiertas. Rutherford había ganado la batalla en casa contra Foyt y ganó el segundo campeonato para McLaren, en lo que fue la última de 27 victorias, un récord hasta la fecha, para un motor Offenhauser.

Curiosamente, las victorias de McLaren en Indy se produjeron en los mismos años que sus dos primeros títulos mundiales de Fórmula 1, ganados por Emerson Fittipaldi y James Hunt, respectivamente. Emmo, por cierto, probó el auto de Johnny en Indy en 74 y pensó que era una locura, pero esta es otra historia.

Del 73 al 76, Lonestar JR todavía acumuló un tercer lugar y tres vicios consecutivos en el campeonato. La conquista total de América por parte del equipo de origen neozelandés estuvo cerca. Las buenas actuaciones de la época no se repitieron con el nuevo chasis M24, ahora impulsado por el motor Cosworth. A pesar de ocho victorias y tres poles en Indy, del 77 al 79, Rutherford y McLaren no estarían más que en el puesto 13 en las 500 Millas, a pesar de otro tercer y dos cuartos lugares en el campeonato.

La venta del equipo al Proyecto Cuatro de Ron Dennis hizo de 1979 el último año del equipo McLaren en Indy. Rutherford se unió a otro equipo legendario, el Chaparral de Jim Hall, donde finalmente se convirtió en campeón y ganó el triple de 500 millas.

Texto: Geferson Kern / Colaborador de IndyCarLatinos.com Brasil

Latest Posts

Kiko Porto vence primeira na USF2000 em dia de dobradinha brasileira

Texto: Geferson Kern / colaborador Brasil do...

Herta sigue afilado con su ritmo y dominó los entrenamientos en St Petersburgo

Colton Herta continuó su fuerte forma de...

Sato renueva con Rahal Letterman Lanigan Racing

Rahal Letterman Lanigan Racing anunció este sábado...