sábado, julio 31, 2021

Espíritu de lucha lleva a Fittipaldi de vuelta a INDYCAR para fechas ovales de 2021

Texto: Curt Cavin/IndyCar.com

Para un piloto que no ha competido en las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge, Pietro Fittipaldi seguramente conoce su camino en el Indianapolis Motor Speedway. Su tiempo allí, sin embargo, no ha sido ideal.

Dos semanas antes de las “500” de 2018, en las que estaba agendado para competir, el brasileño sufrió un fuerte accidente mientras se clasificaba para una carrera del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) en el circuito de Spa-Francorchamps en Bélgica. El auto de DragonSpeed ​​tuvo una falla mecánica, lo que provocó un impacto casi directo con la barrera exterior. Fittipaldi se rompió ambas piernas, con fracturas compuestas.

El día después de la cirugía, los médicos predijeron que no conduciría un auto de carreras durante un año.

“Estaba destrozado”, reveló.

Las conexiones de Fittipaldi en Indianápolis (su abuelo Emerson ganó dos veces las «500» y el árbol genealógico incluye al subcampeón de 1995 Christian Fittipaldi y Max Papis) lo conectaron con el destacado especialista en cirugía ortopédica de Indianápolis, el Dr. Terry Trammell, quien lo llevó a la ciudad. Durante casi tres meses, Pietro vivió con su madre en una casa rodante dentro de IMS mientras realizaba sesiones de rehabilitación diarias.

Trammell y el equipo médico de INDYCAR le ayudaron a diseñar una férula de fibra de carbono que permitió sanar más rápido de lo esperado. A fines de julio, estaba de regreso en un auto de carreras.

«No al 100 por ciento», dijo, «pero sabía que tenía que regresar para maximizar mis oportunidades».

Esa oportunidad fue con Dale Coyne, quien había visto al joven brasileño-estadounidense clasificarse 10º para la primera carrera en óvalo de esa temporada, en Phoenix International Raceway. El regreso de Fittipaldi se produjo durante el fin de semana del 27 al 29 de julio en Mid-Ohio Sports Car Course, la primera de las cinco carreras de la NTT INDYCAR SERIES para finalizar la temporada.

Fittipaldi claramente no fue él mismo en esos eventos, pero de todos modos causó una fuerte impresión. Terminó 11º en World Wide Technology Raceway, fue noveno en Portland International Raceway y corrió mejor en Sonoma Raceway de lo que sugiere su 16º lugar.

No había vuelto del todo, pero estaba en camino a hacerlo.

«Tenía la sensación de que necesitaba regresar (y) realmente mostrarle a la gente lo que puedo hacer», compartió.

La gente se dio cuenta. Para 2019, consiguió un asiento con Audi en la competitiva serie de turismos DTM de Alemania y el año pasado se unió a Haas F1 Team como piloto de reserva de Fórmula Uno. Hizo dos arranques en F1 al final de la temporada en lugar del nuevo piloto de INDYCAR, Romain Grosjean, quien sufrió quemaduras en las manos en un accidente en la primera vuelta en Bahréin.

Fittipaldi mantuvo su rol en la organización de Gene Haas en F1, pero ha firmado con Coyne para competir en cuatro carreras ovaladas para la próxima temporada. A finales de este mes, el piloto de 24 años se reorientará en INDYCAR con una prueba en el Texas Motor Speedway, donde conducirá el Honda No. 51 de Dale Coyne Racing con Rick Ware para la doble fecha del 1 al 2 de mayo.

También está programado para correr en las «500» y en Gateway, coincidentemente en un auto que Grosjean manejará en los circuitos permanentes y callejeros de INDYCAR.

Fittipaldi prefirió una oportunidad de temporada completa, pero esto servirá por ahora.

«Soy un tipo que compite con cualquier cosa que tenga cuatro ruedas», aseguró Fittipaldi, quien ha estado recibiendo la tutela del ganador de las «500» en 2013 y su colega brasileño Tony Kanaan, campeón de INDYCAR en 2004. «¿Dos ruedas? Tal vez no. ¿Para ruedas? Sin duda. Podría estar sobre hielo, podría estar sobre tierra. Competiré con cualquier cosa».

El pasado de Fittipaldi lo confirma. En 2011, ganó un campeonato limitado de late models en Hickory (Carolina del Norte) Motor Speedway en 2011 y ganó la carrera más importante de la temporada, la Pepsi Fall Brawl, en 2012.

«Me ayudó en términos de entender la configuración, cómo funciona el peso cruzado en el auto, cómo los neumáticos actúan con el camber; básicamente me llevó a esa mentalidad de pensamiento de óvalos (que) siempre he tenido conmigo», explicó.

Fittipaldi no podría estar más emocionado de regresar a INDYCAR, una serie en la que le gustaría estar a tiempo completo en 2022 si se presenta una oportunidad. Sobre todo, está listo para competir en el óvalo de IMS, al que se despertó todas las mañanas todos esos días de verano de 2018.

«Tener el nombre ‘Fittipaldi’ representado en la pista, es un gran privilegio, un gran honor», indicó. «Estaré allí representando a toda la familia».

«Quién sabe, tal vez ganar una Indy 500. Ese es el objetivo. Ese es el sueño».

La temporada 2021 de la NTT INDYCAR SERIES, de 17 carreras, comienza el 18 de abril con el Honda Indy Grand Prix de Alabama en Barber Motorsports Park. Las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge son el 30 de mayo. Ambas carreras se transmitirán por Claro Video para determinados países de América Latina.

Latest Posts

Nicci Daly, prima de Conor Daly y ex Juncos, participa en Tokio

Los Juegos Olímpicos de Verano en Tokio...

Castroneves, de vuelta en INDYCAR de tiempo completo en 2022 con Meyer Shank Racing

Helio Castroneves regresará para una temporada completa...

INDYCAR forma asociación con Motorsport Games para lanzar videojuego en 2023

INDYCAR ha formado una nueva asociación oficial...