martes, diciembre 1, 2020

McLaughlin, asombrado tras primeras vueltas en el Indianapolis Motor Speedway

El novato de la NTT INDYCAR SERIES, Scott McLaughlin, probó por primera vez la «Capital Mundial del Automovilismo» ayer miércoles, cuando completó el Programa de Orientación de Novatos antes de la 105º Edición de las 500 Millas de Indianápolis presentada por Gainbridge del domingo 30 de mayo de 2021.

El tres veces campeón vigente del Virgin Australia Supercars estaba emocionado, humilde y orgulloso de sus primeras 88 vueltas alrededor del histórico óvalo de 2.5 millas del Indianapolis Motor Speedway en un Chevrolet preparado por Team Penske.

«Increíble», expresó McLaughlin. «Creo que INDYCAR hizo un trabajo fantástico con la forma en que tuvieron el kilometraje de novato, y en la que tú logras acelerar. Me sentí realmente cómodo. Creo que me tomó 45 vueltas ponerme a punto, pero finalmente lo hice».

Al igual que muchos pilotos primerizos que llegan a IMS, las curvas de 90 grados a la izquierda parecen desalentadoras cuando recorren las largas rectas de 5/8 de milla, lo que hace que se pregunten si realmente pueden atravesar la curva de 1/4 de una milla, a velocidades superiores a 200 mph.

Y al igual que los cientos de veteranos temerarios de Indy 500 que han competido en estos terrenos sagrados, siempre lo logran sin levantar nada.

«Bueno, ves una curva de 90 grados y piensas ‘De ninguna manera puedo atravesarlo completamente. De ninguna manera», compartió McLaughlin. “Y luego solo esperas que se mantenga, y lo hace. Team Penske tiene un paquete increíble aquí para que me ponga al día. Sé lo que tengo debajo de mí, y tengo mucha suerte en ese sentido».

El Programa de Orientación de Novatos en el que participó McLaughlin es obligatorio para todos los pilotos que son nuevos en el óvalo de alta velocidad. El programa se divide en tres fases para ayudar a que se aclimaten al famoso circuito.

La Fase 1 requiere que un piloto complete 10 vueltas a velocidades entre 205-210 mph. La Fase 2 precisa 15 giro a velocidades entre 210-215 mph. La etapa final, la Fase 3, requiere que un piloto complete 15 vueltas a velocidades de más de 215 mph. McLaughlin completó más vueltas de lo requerido el miércoles, lo que lo dejó más que listo para su primer intento en «El Mayor Espectáculo de las Carreras».

«Un (sentimiento) es la satisfacción, porque he trabajado muy duro para esto», dijo. “Pero la sensación de conducir para ‘El Capitán’ (Roger Penske) y tener esa confianza de él como piloto de carreras, te basas en la confianza. Simplemente se dispara cuando conduces para una persona como él. Me siento en la cima del mundo en este momento. He marcado todos mis objetivos y ahora puedo correr en las 500 Millas de Indianápolis, y eso es exactamente lo que queríamos hacer».

La salida de McLaughlin no fue su primera visita a IMS, pero fue su primera actuación en la pista. Estaba programado para hacer su debut en la NTT INDYCAR SERIES el pasado mes de mayo, en el Gran Premio de GMR en el circuito mixto; sin embargo, se reprogramó para el 4 de julio debido a la pandemia del COVID-19, y el neozelandés tuvo que esperar cinco meses más antes de hacer su debut en INDYCAR, en el Firestone Grand Prix of St. Petersburg el domingo pasado, donde terminó 22º, después estar involucrado en un accidente en la Curva 1 en la vuelta 47.

FOTO: IndyCar
FOTO: IndyCar

El joven de 27 años de Christchurch, Nueva Zelanda, estaba asombrado por el tamaño de la pista gigantesca de carreras sin fanáticos, una vista que nunca antes había experimentado. La atmósfera del autódromo vacío, donde el sonido de los autos de Indy rebotan entre las gradas vacías, se intensificó después de la prueba del miércoles.

«Es más grande sin gente dentro, y no puedo imaginar cómo se verían 400,000 dentro», dijo. «Sólo he estado en este tipo de lado. Nunca he estado en esta catedral aquí mismo en el pit lane, así que no puedo imaginar cómo será con la presentación de pilotos y todo ese tipo de cosas. Estoy super emocionado».

McLaughlin tendrá que esperar siete meses más antes de poder experimentar la emoción de la Indy 500 en la mañana de la competencia, pero sólo le quedan cinco meses más hasta que comience su primera temporada a tiempo completo en la serie de monoplazas más importante de Norteamérica, en el Firestone Grand Prix de St Petersburg, el 7 de marzo de 2021. Y cuando se suba al No. 3 Team Penske Chevrolet, no solo estará escribiendo una página o dos para su carrera.

«Es el comienzo de una novela», dijo. «No es una historia corta».

Latest Posts