domingo, octubre 25, 2020

Por primera vez en 21 años, una carrera de Indy sin un brasileño en la parrilla

Texto: Geferson Kern – Colaborador de IndyCarLatinos.com Brasil

Buscar: Antônio Pessoa

IndyCar llegará a Indianápolis el 4 de julio para una carrera que romperá una serie de tabúes. Será la primera vez que la categoría se ejecute en el legendario Indianapolis Motor Speedway fuera de mayo.

También será la primera vez que corra en la misma pista de carreras, conocida por recibir a más de 300 mil personas cuando se celebra la Indianapolis 500, a puerta cerrada. También la primera vez en la historia que Indy compartirá un fin de semana de carreras con NASCAR. Y será la primera oportunidad, desde 1999, que se agitará la bandera verde sin ningún piloto brasileño en la parrilla de salida.

Como Tony Kanaan solo competirá en los circuitos ovales (Texas, Iowa, Gateway y las 500 millas de Indianápolis) en su temporada de despedida (llamada #TKLastLap, o la última vuelta de Kanaan), el circuito mixto de Indianápolis no contará con ningún representante del país que ha ganado el campeonato cinco veces y la Indy 500 en siete ocasiones, conquistas divididas entre Emerson Fittipaldi, Gil de Ferran, Hélio Castroneves, Cristiano da Matta y el propio Kanaan, quien, cuando no compitió el próximo fin de semana, finalizará una secuencia increíble de 318 inicios consecutivos en la categoría, un récord absoluto.

Además del campeón de IRL 2004, Felipe Nasr, quien fue confirmado para el GP de St. Petersburg en marzo (que fue pospuesto debido a la pandemia de la Covid-19), mantuvo relaciones con el equipo Carlin, a pesar de quedar fuera del escenario que de hecho marcó la apertura de la IndyCar este año, 6 de junio, en Texas.

Pero en ese mismo fin de semana, en la primera de las tres apariciones esperadas de la categoría para 2020 en su pista de carreras más famosa, Nasr estará en su prototipo Cadillac DPi-VR de Action Express (encabezado por otro ex brasileño de la Indy, Christian Fittipaldi) en IMSA, quien también regresa a sus actividades, con una carrera en el circuito mixto de Daytona.

Por lo tanto, la carrera del próximo fin de semana será la primera en la historia de la pista de Indianápolis sin un brasileño desde la primera aparición de Emerson Fittipaldi en 1984. Y solo la 14º carrera en la historia, desde el mismo año, sin un representante de Brasil.

El comienzo de todo

El inicio de la era brasileña en las carreras Indy llegó en 1984, cuando Fittipaldi, después de tres años sin competir en categorías de primer nivel en el automovilismo internacional, hizo su debut en suelo estadounidense.

El primer año no fue fácil para el ya dos veces campeón mundial de Fórmula 1: Fittipaldi corrió las primeras tres carreras de la temporada, en Long Beach (donde debutó con un buen quinto lugar), Phoenix e Indianápolis, con el famoso March rosa de WIT, equipo panameño Pepe Romero.

Sin embargo, después de las 500 millas, el dueño del equipo simplemente desapareció: Emerson y su grupo se enteraron de que había sido arrestado por presunta participación en drogas. Era necesario buscar otro equipo, lo que explica la primera brecha en presencia de brasileños en la categoría.

Los primeros años de Fittipaldi en Estados Unidos (FOTO: Indianapolis Motor Speedway)
Los primeros años de Fittipaldi en Estados Unidos (FOTO: Indianapolis Motor Speedway)

Sin un equipo, Fittipaldi perdió las carreras siguientes en Milwaukee y Portland, ambas en junio, pero logró un acuerdo para regresar a la parrilla en julio en el circuito de Meadowlands en el área de Nueva York. Defendería a H&R, un equipo que tenía entre sus líderes al veterano Gary Bettenhausen, que había competido con cierto éxito en el equipo Penske en la década de 1970 y era el hijo mayor del doble campeón de Indy en 1951 y 1958, Tony Bettenhausen.

Fittipaldi obtuvo el séptimo lugar en su carrera de debut, a dos vueltas del ganador, pero no pudo completar la próxima carrera en Cleveland. Ahí fue donde el acuerdo terminó con el equipo en dificultades pero financieramente limitado, que nuevamente tendría al propio Bettenhausen (cuyo hermano, Tony Jr., tenía un equipo con el apellido de la familia en los años 80 y 90) como piloto en las siguientes carreras.

Nuevamente sin contrato, Emerson perdería las carreras de Michigan, Elkhart Lake y Pocono antes de llegar a un acuerdo con el equipo para el cual se convertiría en campeón de la categoría cinco años después: «Pat» Patrick. Sería un compañero del reconocido y experimentado estadounidense Gordon Johncock, ya campeón de Indy y dos veces campeón de las 500 millas de Indianápolis.

La vacante que ocuparía el brasileño sería la del propio Chip Ganassi, el dueño del equipo que lleva su nombre y por el que compite el cinco veces campeón Scott Dixon. Ganassi sufrió un grave accidente en las 500 millas de Michigan que lo obligó a terminar su carrera. Emerson tomaría el auto en la carrera de Mid-Ohio, donde ganó el mejor resultado de su año de debut, cuarto lugar.

También compitió en el trióvalo canadiense de Sanair y en una carrera más corta en Michigan, antes de quedarse fuera de la segunda carrera en Phoenix y la etapa de Laguna Seca, donde fue reemplazado por Pancho Carter y el italiano Bruno Giacomelli (que ya había Compitieron por los equipos McLaren, Alfa Romeo y Toleman en la Fórmula 1), respectivamente.

Fittipaldi regresó en la última carrera del año, en el Caesar’s Palace de Las Vegas, y desde entonces, un brasileño nunca dejó de competir en la parrilla de una carrera sancionada por CART/Champ Car.

IRL, el comienzo

Al comienzo de la temporada de 1996, había ocho brasileños en carreras Indy. Todos ellos en CART, ninguno en IRL, la nueva liga de carreras creada por Tony George, entonces propietario del Indianapolis Motor Speedway. En las dos primeras carreras de IRL, en el recién inaugurado Walt Disney World Speedway y en Phoenix, ningún brasileño estaba en la parrilla.

La situación cambiaría solo para las 500 millas de Indianápolis, la tercera y última carrera de la corta temporada inaugural (el IRL, en ese momento, tenía la intención de hacer temporadas semestrales que terminarían en las 500 Indy, pero cambió de opinión incluso durante el primer intento, en la temporada 1996-97, que comenzaría meses después).

En la nueva liga, el primer representante brasileño sería Marco Greco, quien corrió las dos primeras carreras de CART ese año, en Homestead y en la primera carrera brasileña de la historia, en Jacarepaguá, por el equipo Scandia-Simon. Fue contratado para conducir uno de los tres autos de AJ Foyt en las 500 millas de Indianápolis y se convirtió en el primer brasileño en competir por el equipo del legendario siete veces campeón, pasos que seguirían Airton Daré, Felipe Giaffone, Vítor Meira, Bruno Junqueira, Matheus Leist y Kanaan.

Marco Greco (FOTO: Indianapolis Motor Speedway)

Greco, quien incluso participó en el Campeonato del Mundo de Motociclismo de 500cc, se había mudado a Estados Unidos en 1992 para competir en Indy Lights y compitió en las carreras de Indy desde 1993. Comenzó en 22º y abandonó la carrera por una rotura de motor antes de la mitad de recorrido, ocupando el puesto 26.

Su mejor momento sería la siguiente temporada, cuando defendió tres equipos diferentes: corrió las dos primeras carreras para el equipo de Arizona, las siguientes cuatro para Scandia y las últimas cuatro para los tradicionales Galles, donde comenzó en la pole en New Hampshire en 1997, donde lideró por 34 vueltas antes de retirarse. Fue cuarto en el campeonato, detrás de Tony Stewart, Davey Hamilton y Eddie Cheever, por delante de ganadores como Arie Luyendyk, Scott Goodyear y Roberto Guerrero.

La temporada de 1997 también marcó el movimiento de Affonso Giaffone a Indy. Había sido tercero en Indy Lights en 1995, detrás del campeón Greg Moore y Robbie Buhl. Affonso, primo de Felipe Giaffone, hizo una prueba en esa ocasión para el equipo Scandia y otros siete para Chitwood Motorsports. Su mejor resultado fue un cuarto lugar en Charlotte.

En el evento más esperado del año, un momento de pura infelicidad: a pesar de haberse clasificado en un buen decimocuarto lugar en la parrilla, Affonsinho estuvo involucrado en una confusión en la vuelta de la presentación con el francés Stephan Gregoire y el sueco Kenny Bräck (futuro campeón de los 500 mismos Miles e IRL), que estaban lado a lado en la quinta fila. ¿Resultado? Todos estaban en la carrera incluso antes de la bandera verde. El paulista aún trató de calificar para la competencia de Disney en ’98, pero estaba fuera de la grilla y no volvió a competir.

1999, el último año de ausencia

Después de 1998 con algunas buenas noticias para los brasileños en el IRL, como el único podio en la carrera de Greco (en Dover) y la llegada del experimentado Raúl Boesel, las cosas no fueron tan buenas para los pilotos del país en 1999. Greco, quien en el año anterior había formado su propio equipo, Phoenix Racing, bajo el liderazgo del experimentado Dick Simon, compitió en una sola carrera al año siguiente, por coincidencia, en el óvalo homónimo de una milla en Phoenix, Arizona. Fue el final de su carrera en Indy y en el automovilismo.

Boesel ya hizo las primeras tres carreras del año, en Disney, Phoenix y Charlotte, por el mismo equipo McCormack que defendió en su temporada de debut en el IRL y para el que obtuvo un quinto lugar en la carrera de debut.

En la cuarta etapa, en Indianápolis, se mudó a Brant, el único equipo en la parrilla que usó el chasis Riley & Scott, mucho menos competitivo que Dallara y G-Force. Para este equipo, también compitió en Texas, Pikes Peak y Atlanta, donde obtuvo su mejor resultado, un 11 ° lugar. La temporada paranaense terminó allí, aunque Boesel hizo apariciones posteriores en la categoría, de 2000 a 2002.

Moreno corrió cinco eventos en IRL y 120 en CART (FOTO: INDYCAR)

Los otros brasileños que vinieron a competir ese año fueron Gualter Salles, quien corrió solo la carrera de Disney para el equipo TriStar, que ya tenía al campeón de la categoría Tony Stewart como uno de sus socios; y Roberto Pupo Moreno, quien corrió en Phoenix (donde obtuvo su mejor resultado, un sexto lugar), Charlotte e Indianápolis por el equipo Truscelli.

Durante el resto del año, Moreno se dedicó a CART, donde reemplazó al lesionado Mark Blundell (de PacWest, donde era compañero del compañero brasileño Maurício Gugelmin) y Christian Fittipaldi (en Newman-Haas).

Por lo tanto, la última carrera sin un brasileño en la parrilla en Indy, hasta 2020, fue el 17 de octubre de 1999, en Texas, en una carrera ganada por Mark Dismore y que consagró a Greg Ray como campeón de IRL esa temporada.

Además de la carrera final del año, las carreras inmediatamente anteriores, en Dover, en la segunda carrera de Pikes Peak y Las Vegas, tampoco tenían pilotos del único país de habla portuguesa en América Latina.

Latest Posts

Kiko Porto vence primeira na USF2000 em dia de dobradinha brasileira

Texto: Geferson Kern / colaborador Brasil do...

Herta sigue afilado con su ritmo y dominó los entrenamientos en St Petersburgo

Colton Herta continuó su fuerte forma de...

Sato renueva con Rahal Letterman Lanigan Racing

Rahal Letterman Lanigan Racing anunció este sábado...