jueves, octubre 29, 2020

Power, de millonario a mendigo en GP de Indy

TEXTO: Mauro Raúl Feito para IndyCar Latinos

Era un fin de semana impecable el del Will Power en Indianápolis. Al menos hasta el viernes. O tal vez también hasta la bandera amarilla que cortó la carrera al medio en la vuelta 36 el día sábado, tras el accidente de Oliver Askew.

Hasta ese momento, el negocio era redondo para el australiano, candidato en esta pista que lo había visto ganador durante cuatro ediciones. El viernes había sumado su pole número 58, una marca que lo hace uno de los más veloces de la categoría. Sin embargo, todo cambiaría tras esa amarilla y la parada en los pits…

Finalmente fue un día frustrante para Power, porque tras ir en punta, terminó 20º después de comenzar el día en la pole y liderando más vueltas que cualquier otro piloto en el Gran Premio de GMR, de 80 vueltas pactadas, en Indianápolis Motor Speedway.

Power, quien ganó tres carreras desde la pole en el circuito de Indianápolis, era imparable en la primera mitad de la competencia, ya que las grandes paradas en boxes desde el principio lo mantuvieron a él y a su compañero de equipo Josef Newgarden corriendo 1-2 en el pelotón. La diferencia estaba en un promedio de tres segundos y medio entre los coequiperos.

Sin embargo, esa amarilla inoportuna justo antes de su segunda parada lo puso nuevamente en el medio del pelotón y lo obligó a volver al frente desde la posición 15. Dixon justo paró en el giro 33, momento antes del incidente.

Luego, en la última parada del equipo, a Power se le paró el motor del auto al bajar la velocidad, en un esfuerzo por evitar una pistola arrojada frente a él. Tuvieron que arrancar el motor con el dispositivo especial de arranque, por lo cual perdió mucho tiempo. Will quedó atrapado en el medio del grupo y apenas pudo terminar la carrera en la posición 20.

«Tuvimos un gran auto, definitivamente teníamos la velocidad que mostramos en la calificación. Pero tras quedar atrapado por una desafortunada bandera de precaución, se hizo muy difícil. Eso realmente no ayudó», comentó.

«Después de eso, tuvimos un problema en los pits que nos costó mucho tiempo y luego no hubo oportunidad de recuperarnos. Chevrolet hizo un gran trabajo con la potencia y teníamos un auto increíble, pero tuvimos un día difícil».

«Este equipo Verizon Penske es rápido, sólo se nos tiene que dar una carrera completa», fue la explicación de Power, que ve cómo sus compañero Pagenaud y Newgarden están arriba en la tabla, sólo detrás de Dixon, mientras que él ha quedado estancado en el 15º puesto en el campeonato, a 73 puntos del líder neocelandés.

Latest Posts

Ericsson renueva asociación con Chip Ganassi Racing para 2021 y más allá

Marcus Ericsson regresará al auto No. 8...

Honda liga tercer Campeonato de Fabricantes consecutivo

Para Honda Performance Development, la temporada 2020...