miércoles, octubre 27, 2021

Willy Herrmann: Indianápolis, la oportunidad casi mágica de cambiar tu vida para siempre

Esta semana, Juan Pablo Montoya confirmó su regreso a las 500 Millas de Indianápolis en 2021. El colombiano, bicampeón de la carrera en 2000 y 2015, defenderá a McLaren en la carrera que no disputa desde 2017.

A los 45 años, se unirá a nombres como los brasileños Tony Kanaan y Hélio Castroneves, ambos a punto de cumplir 46 años y que también confirmaron su presencia en la competición en las últimas semanas por Chip Ganassi y Meyer-Shank, respectivamente.

Montoya no ha disputado una temporada completa en Indy desde 2016, mientras que Castroneves abandonó la categoría a fines del año siguiente. Tony hizo, en 2020, su primera temporada parcial en más de dos décadas, en lo que llamó la «Última Vuelta» de su carrera.

Pero, ¿por qué pilotos de renombre como ellos, incluso con otras carreras y competencias y sabiendo que la jubilación no está tan lejos, continúan la búsqueda de beber la botella de leche más deseada del mundo?

Este es el tema que aborda en las siguientes líneas Willy Herrmann, comentarista de la NTT INDYCAR SERIES en la televisión brasileña durante casi dos décadas, en los años 90 y 2000. Herrmann, quien es CEO de Image Group, grupo que representa la categoría en América Latina, trabaja con INDYCAR desde 1984 y ha convivido con innumerables leyendas de Indianápolis en una situación similar, como Johnny Rutherford, Gordon Johncock, las familias Unser y Andretti y muchas otras. Todos en busca de la máxima gloria incluso cuando se acercaban (o superaban) la marca de medio siglo de vida.

En tantos años, él cree que hay algo que no ha cambiado: la oportunidad única que ofrece la Indy 500 de cambiar la vida de alguien por toda la eternidad en tres o cuatro horas. Compruébalo a continuación.

¿Quién no querría ganar las 500 Millas de Indianápolis, el evento con mayor audiencia y el mayor premio del automovilismo mundial?

Desde 1911, cada año, solo 33 pilotos realmente especiales han tenido la oportunidad de buscar la victoria en la carrera más importante del mundo y quizás esta sea la razón principal que lleva a pilotos consagrados de las más distintas categorías a afrontar el reto.

Campeones del mundo de Fórmula 1 o ganadores como Jim Clark, Graham Hill, Emerson Fittipaldi, Nigel Mansell, Nelson Piquet, Fernando Alonso y Juan Pablo Montoya son algunos que tuvieron el talento, el coraje, las agallas y especialmente la oportunidad de competir en las Indy 500.

Hélio Castroneves, a punto de cumplir 46 años, confirmó su presencia en la Indy 500 por Meyer-Shank.
Hélio Castroneves, a punto de cumplir 46 años, confirmó su presencia en la Indy 500 por Meyer-Shank.

Sumado a su importancia, la Indy 500 es un desafío más mental que físico, requiriendo del piloto una concentración total y sintonía con el equipo durante más de tres horas de carrera a 370 km / h, lo que hace que muchos veteranos persigan el objetivo.

Al igual que en los maratones, el gran desafío es establecer y mantener un ritmo centrado en la victoria y, para ello, controlar el impulso y la ansiedad es tan importante como la osadía y la forma física.

A diferencia de competir en un campeonato, la Indy 500 ofrece una consagración casi instantánea.

Nunca vi a un piloto que no cambiara de actitud durante el período de Indy 500. La presión es absurda. ¿Te imaginas frente a una oportunidad casi mágica que en tres o cuatro horas puede cambiar tu vida para siempre?

Piensa: solo en los últimos años, ¿qué llevó a Jean Alesi a participar con un coche y un equipo que todo el mundo sabía que no era competitivo? ¿Qué llevó a un Buddy Lazier, que ya ganó, a volver a invertir su propio dinero? ¿Qué hizo que Buddy Rice “desapareciera”? ¿Qué hizo que Danica Patrick regresara? ¿A qué se enfrentaron ases como Clark, Hill e incluso Fangio el desafío? ¿Qué motivó a Rubinho? Esto es lo que está pasando ahora con nuestros muy conocidos Hélio Castroneves, Tony Kanaan y Juan Pablo Montoya.

El automovilismo es un deporte que desafía los límites, requiriendo un manejo constante de los errores que combinados con la velocidad condicionan el rendimiento, y en ninguna otra carrera es tan claro como en las 500 Millas de Indianápolis.

Este es el desafío desde el primer entrenamiento hasta la bandera a cuadros. ¡Simplemente el desafío de ganar o perder la carrera más importante del planeta!

Colaboración: Geferson Kern/Colaborador de IndyCarLatinos.com Brasil

Latest Posts

Nico Hulkenberg se subió a un IndyCar

Nico Hulkenberg se convirtió en el piloto...

Johnson y Grosjean debutan en óvalo de Indianápolis

Jimmie Johnson estaba sentado solo en la...

Takuma Sato y Rahal Letterman Lanigan Racing se separan

Takuma Sato, dos veces ganador de las...

Kyle Kirkwood hace historia con título 2021 de Indy Lights

Kyle Kirkwood se convirtió en el primer...

Kiko Porto y DEForce Racing se coronan en USF2000

Kiko Porto aseguró el título del Campeonato...