lunes, octubre 26, 2020

El aeroscreen y su prueba de fuego en Iowa: VeeKay y Ericsson, agradecidos

Prueba superada para el aeroscreen en Iowa. Y esta vez, a diferencia de Texas, Indy GP y Road América, sí que se puso a prueba la de decisión de IndyCar de equipar sus automóviles en 2020 con una especie de halo de titanio envuelto con un grueso escudo laminado. Porque un accidente durante el viernes, en plena confusión de una relargada que no fue, pudo haber salvado, tal vez, dos vidas. Tras el fallido reinicio en la vuelta 157, Rinus VeeKay de Ed Carpenter Racing pareció disminuir la velocidad detrás de Simon Pagenaud y moverse hacia la derecha, y detrás del novato holandés, Colton Herta de Andretti Harding Steinbrenner Racing no tuvo manera de evitarlo, golpeando el auto desde atrás a gran velocidad.

El auto de Herta voló por el aire, acarició en gran parte el alambrado que separa a la tribuna, pero antes de eso la punta de la trompa de su auto se levanto hacia el auto de VeeKay y, desde la izquierda, fue casi directo a la cabina del holandés. Allí estaba su cabeza. Pero por el aeroscreen, el auto de Herta superó por la parte superior al coche de Rinus. Las marcas en el aeroscreen luego fueron analizadas técnicamente por Indycar.

Detrás de VeeKay y Herta, los escombros del choque cayeron en el camino del auto de Chip Ganassi Racing Honda de Marcus Ericsson, pero el golpe de una pieza fue «rebotada» por el aeroscreen. «Fue un poco aterrador al reiniciar», dijo Ericsson al medio especializado RACER. El sueco confesó que se agachó dentro del auto cuando las piezas golpearon la lámina del aeroscreen. “Había muchos escombros volando y algunas piezas grandes golpeaban el aeroscreenpor lo que muestra que IndyCar ha hecho un gran trabajo con el aeroscreen. Hicieron un trabajo realmente bueno hoy para protegerme», confesó Ericsson.

Después de la carrera, el ingeniero de carrera de Ericsson, Brad Goldberg, informó que el aeroscreen no sufrió daños visibles y fue usado otra vez el sábado. “Estaba realmente sorprendido, en realidad; no hay nada que mostrar de los impactos. Se ha hecho más daño al sidepod que al aerosol del campo de escombros que regresó a Marcus», le admitió Goldberg a RACER. El equipo de VeeKay si debió reparar el auto para prepararlo para la carrera del sábado.

El gerente del equipo de ECR, Tim Broyles, reconoció que el laminado de PPG en el auto de VeeKay no sufrió daños significativos y explicó que el armazón de fibra de carbono que lo sella sobre el halo es lo que soportó la peor parte del daño. “Es el armazón por fuera del halo lo que se destruyó; el auto de Herta rebotó allí ”, agregó. «Fue sólo un gran accidente». Diseñado por Red Bull Advanced Technologies, y fabricado por PPG, Pankl y Dallara, el marco de titanio atornillado a los DW12 está clasificado para soportar cargas de más de 30.000 libras. La pantalla, que se sometió a pruebas balísticas, repelió una bala de metal de dos libras disparada a más de 170 mph.

Latest Posts