martes, octubre 27, 2020

El desempeño de clasificación de Penske en Indianápolis es el segundo peor en su historia

Texto: Geferson Kern / Colaborador de IndyCarLatinos.com Brasil

Dentro y fuera de la pista, el nombre Penske es sinónimo de éxito en los Estados Unidos y en todo el mundo. Una reputación que comenzó a construirse en el automovilismo en 1966 y continúa en la actualidad. Una de las mayores fortalezas del equipo dirigido por Roger Penske es su currículum en las 500 Millas de Indianápolis: nada menos que 18 pole position y 18 victorias en el Greatest Racing Show. Una prueba que el fundador del equipo dice que es más importante ganar que el campeonato.

Pero en 2020, justo en el año en que el Capitán se hizo cargo de IndyCar y del Indianápolis Motor Speedway (y, en consecuencia, de la carrera en sí), su equipo vive un momento conflictivo en la preparación de la carrera: el rendimiento logrado por Los pilotos de Penske en la clasificación para la Indy 500 son los segundos peores en la historia del equipo en la carrera. Solo superior a la histórica no clasificación de Emerson Fittipaldi y Al Unser Jr., que ocurrió en 1995, en la última carrera antes de la división CART / IRL, lo que llevó a Penske a mantenerse alejado de IMS durante los próximos cinco años.

Incluso con sus currículums destacados, ninguno de los pilotos de Penske estuvo cerca de avanzar a Fast 9, el segmento que define la pole position de la carrera. El bicampeón Josef Newgarden fue 13º. Will Power, ganador en 2018 y campeón de Indy en 2014, ocupó el puesto 22. Simon Pagenaud, campeón de Indy en 2016 y actual pole position y ganador de Indy 500, sale en el puesto 25. Y Hélio Castroneves, tres veces campeón de la carrera y que debería correr por última vez en la categoría Penske en la Indy 500, sale apenas 28º. Fue el primer Fast 9 de la historia sin un miembro del equipo.

“Estar en la segunda página de la tabla de clasificación no es lo que quieres”, resume Castroneves. “Odias tener que empezar atrás y necesitas adelantar a muchos autos y usar la estrategia, pero puedes hacerlo aquí. Estamos muy contentos con el coche a ritmo de carrera ”, añadió, en un resumen de lo que fue el sentimiento de todos los pilotos de su equipo – y todos los demás que utilizan el motor Chevrolet – tras el fin de semana de clasificación. Eso puede tener sentido: el brasileño fue el segundo en los últimos entrenamientos libres del fin de semana, después de la calificación, ya preparada para la carrera.

Peor posición clasificatoria de la historia

El 28º tiempo de Castroneves es la peor posición de clasificación para un coche del equipo Penske en la historia de Indianápolis. Anteriormente, ese puesto pertenecía a Danny Sullivan y Ryan Briscoe, quienes ocuparon el puesto 26 en las carreras de 1989 y 2011, respectivamente. El puesto 28 en la parrilla de salida es también la peor posición de un ganador en Indianápolis: fue desde allí que Ray Harroun y Louis Meyer se fueron cuando ganaron las ediciones de 1911 (la primera en la historia) y 1936.

Si en 2020 habrá tres coches Penske desde el puesto 20 atrás, hasta hoy solo siete bolidos del equipo han estado en tal situación en la parrilla de Indy 500 en todo momento: además de Sullivan y Briscoe, la inusual hazaña se había producido con Rick Mears ( comenzó 22 en 1981), Paul Tracy (25 en 1994), así como los actuales pilotos del equipo Josef Newgarden y Simon Pagenaud (22 y 23, respectivamente, en 2017). El último en la lista es Al Unser, que comenzó exactamente en el puesto 20 cuando ganó su cuarto campeonato en 1987, exactamente la hazaña buscada por Helinho este año.

La mala actuación del equipo es también la peor desde 2002, cuando Castroneves, que ganó la carrera, dejó la 13ª (la misma posición que Newgarden este año) y luego su compañero Gil de Ferran dejó una posición atrás. La mala actuación también se refleja en récords personales negativos para los ciclistas: hasta hoy, la peor posición de salida de Pagenaud había sido la 23 en 2012 y 2017. Helinho nunca había pasado de la 19ª en el mismo año, cuando quedó segundo. . Y Will Power nunca había salido de Fast 9 desde la institución del formato actual en 2010. Hasta hoy.

Un Penske último en la parrilla

Además de la vergüenza de hace 25 años, Penske solo tuvo un caso en el que su coche arrancó en una posición inferior a la conseguida por sus pilotos este año. Fue en 1978, nada menos que con Mario Andretti, que tuvo que largar último en un año en el que compitió a tiempo completo en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 y se turnó a lo largo de la temporada, en el segundo coche del equipo en Indy, con un joven talento estadounidense en ese momento, un tal Rick Mears.

En la Indy 500 de ese año, la clasificación se jugó durante dos semanas. La lluvia incesante, sin embargo, hizo que se cancelara el primer fin de semana de entrenamiento oficial. Con eso, la clasificación se concentró todo en el siguiente fin de semana, cuando Andretti tendría que estar en Bélgica para la carrera de la Fórmula 1. Zolder GP. La solución fue escalar el reserva Mike Hiss, que puso en una buena situación al italiano americano. Octavo lugar en la hoja de tiempo.

Sin embargo, con el reemplazo de Hiss por Andretti para la carrera, el padre de Michael y el abuelo de Marco tuvieron que seguir las reglas y comenzar en la 33ª y última posición de la parrilla. Su carrera no fue un gran éxito: llegó en el puesto 12. Pero no puede quejarse de la falta de éxito de la temporada: ese año, Andretti ganó su único título mundial de Fórmula Uno en el famoso Lotus Wing. Es el tipo de cambio que el cuarteto de este año espera tener en las próximas 23 carreras.

Latest Posts