martes, octubre 20, 2020

Emoción en Road America: Rosenqvist le arrebató la victoria a O’Ward a una vuelta del final

Si una carrera se define en las últimas dos vueltas, en el diccionario del automovilismo quiere decir que fue una buena carrera. Y si esa definición es con dos autos exhaustos, mano a mano entre dos pilotos que dieron todo, fue un carrerón. Así se puede llamarse la primera victoria de Felix Rosenqvist en Indycar, que adelantó a falta de giro y medio en Road America al mexicano Pato O’Ward, que dominó durante todo el domingo. Era un día soñado para el piloto de McLaren, ya que había demolido a todos con una gran pole por la mañana y luego en carrera hizo todo bien. No tuvo errores, el team hizo cambios de neumáticos perfectos. Sólo apostaron a la estrategia por hacer el epílogo de la competencia con lo que quedaba de caucho rojo de Firestone, el más blando. Pero el auto de O’Ward se cayó en ritmo y el sueco, que estuvo a punto de llegar a la Fórmula 1 en su momento, apretó el acelerador, usó todo el push to pass disponible y lo superó tras dos curvas casi a la par con el americano.

Si bien la racha imperial de victorias de Scott Dixon llegó a su fin tras su pálido 12º puesto, no se derrumbó el historial perfecto de Chip Ganassi Racing en este 2020, ya que Felix es piloto de Chip. Este triunfo es el primero de un piloto sueco en IndyCar desde la de Kenny Bräck en la final de CART 2002 en México.

El inicio de la prueba resultó dramático porque Will Power, que partía desde la octava posición, se rozó con Ryan Hunter-Reay, que se fue a la pared. Metros más adelante, también en la fricción con Power, la ligó Graham Rahal, que luego al volver a pista, se puso algo de costado, se golpeó justamente con Rosenqvist y dio duro contra la pared. Un golpe de temer, a pesar de que se bajó caminando. Sin embargo, no hubo sanción para Power, que luego tendría un despiste, pero podría llegar al 11º puesto en un domingo que el australiano no olvidará.

El segundo relanzamiento en la vuelta 8 vio a Álex Palou, que salía tercero, superando por fuera a Colton Herta en la primera curva para situarse segundo. El español traía un ritmo demoledor, aunque luego con el primer cambio de caucho se derrumbó hasta afuera de los Top 10. Sí crecía poco a poco Alexander Rossi, que por fin tuvo una buena carrera y llegó 3º. Las primeras tres finales del año son para el olvido para quien había ganado en Road America en 2019.

Rosenqvist ya era segundo cuando lo pasó a Palou en la vuelta 22 y ahí comenzaba a perfilarse como uno de los contendientes de O’Ward. Ferrucci perdía con Herta, que seguí firme en el ritmo, aunque no con un auto para ganar. Sin embargo, el piloto de Andretti Autosport, sigilosamente, ya es segundo en el campeonato. El mexicano no fallaba en ningún momento, controlando la diferencia entre 5 y 6 segundos sobre el sueco. Sin embargo, O’Ward salió de boxes con 5 segundos de ventaja sobre Rosenqvist, pero con neumático blando. Eso fue clave: Felix estaba con el caucho duro, pero muy firme en el ritmo. Poco a poco comenzaría a limar décimas y décimas. Luego apareció Conor Daly, con una vuelta menos, para poner algo nervioso a O’Ward, primer dejándose pasar pero luego pegándose al mexicano, que luego lo dejó pasar.

Eso hizo que a dos giros del final, el sueco se vino encima de Pato hasta que se lanzó por el interior de la curva 4, y tras mantenerse a la par durante cinco curvas, el mexicano cedió finalmente. Sus neumáticos ya no daban para más, y Rosenqvist se hizo al fin con su ansiada victoria, la cual se le escapó hasta en tres ocasiones desde su debut el año pasado. Ericsson fue 4º tras su remontada de 12 puestos, superando a Herta que se conformó con un Top 5. No pudo alcanzar a Rossi, que festejaba como un campeonato haber cortado la mala racha. Mientras, Rosenqvist era saludado por Chip Ganassi en el Círculo de Ganadores y O’Ward mantenía una buena cara, a pesar de haber perdido la carrera. Es que había hecho todo bien y fue simplemente el ritmo de su auto que no lo acompañó en sus dos vueltas finales. Pato sabe que está 4º en la tabla, algo que lo mantiene a tiro de los líderes del campeonato. En cinco días, toda la acción de Indycar se pone en marcha otra vez, con cita doble en el pequeño óvalo de Iowa.

Latest Posts