martes, octubre 20, 2020

En la fiesta de Honda y Andretti Autosport, Marco se ilusiona con romper la racha del apellido en Indy 500

Marco Andretti lideró una aplastante victoria de Honda en el primer día de clasificación de las 500 Millas de Indianápolis, una sesión dominada por Andretti Autosport y Honda, ya que el equipo Penske quedó fuera de la pole. Y los autos de Andretti metieron cuatro autos en los primeros cuatro lugares, camino al Fast 9 de mañana domingl.

Andretti registró un promedio de cuatro vueltas de 231.351 mph para encabezar la tabla de velocidad el sábado por delante de sus compañeros de equipo Ryan Hunter-Reay, Alexander Rossi y James Hinchcliffe. Los nueve más rápidos definirán mañana, con una salida por vez, las posiciones de las primeras tres filas de la edición 104 de las 500 Millas de Indianápolis, que este año se disputarán sin público en las tribunas debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus.

El Team Andretti se llevó cuatro de los lugares y los pilotos de Honda se llevaron ocho de los nueve en total. «Honda lo trajo este año», dijo Andretti. «Pude salir y hacer mi trabajo y, hombre, cuando todo se junta, es simplemente hermoso», dijo Marco. Hunter-Reay fue segundo, Rossi tercero y Hinchcliffe cuarto en la barrida de Andretti. «Ser de uno a cuatro es bastante inaudito», reconoció Rossi. Andretti Autosport trató de poner sus seis autos entre los nueve primeros, pero Colton Herta fue décimo y Zach Veach 17º después de varios intentos.

Tampoco está claro que el grupo Andretti tenga el auto más rápido: Scott Dixon registró la vuelta más rápida del día a 232,356 mph en una carrera de calificación abortada en el timbre. Dixon dijo que no estaba tratando de sacar al cuarteto de Andretti de la cima cuando hizo la última carrera para Chip Ganassi Racing. «Sólo estábamos revisando algunas cosas para mañana, queríamos obtener el equilibrio correcto», dijo Dixon.

Fue un esfuerzo tremendo para Chevrolet, que sólo colocó al novato de 19 años, Rinus Veekay de Ed Carpenter Racing, en los nueve rápidos. El campamento de Chevy ha tenido problemas con la velocidad en línea recta desde el aumento de potencia del viernes y las cuatro entradas insignia del Equipo Penske comenzarán en lo profundo del pelotón. Josef Newgarden, el actual campeón de la serie, fue el piloto de Penske con mejor calificación en el puesto 13º. Will Power ocupó el puesto 22º, el ganador defensor de la carrera, Simon Pagenaud, fue el 25º y el tres veces ganador Helio Castroneves fue el 28º.

La carrera estaba programada originalmente para su fecha tradicional de fin de semana del Día de los Caídos, pero se retrasó hasta el 23 de agosto debido a la pandemia. Los equipos no están acostumbrados a estas temperaturas y el calor ha sido uno de los mayores problemas de Chevy. El fabricante pensó que había tenido un descanso cuando Newgarden y el ex ganador de la carrera, Power, obtuvieron mejor tiempos de clasificación temprana, lo que les dio la oportunidad de hacer sus carreras durante temperaturas más frías. Debería haber funcionado, pero Newgarden era sólo el segundo Chevrolet más rápido.

Power tuvo uno de los peores esfuerzos de clasificación de su carrera en Indianápolis y comenzará un lugar más alto que su peor posición 23 en su debut en 2008. “Probablemente uno de mis autos más lentos jamás. Simplemente me sorprende ”, dijo Power. «Corrimos menos carga aerodinámica que Josef y fuimos más lentos». Power dijo que la organización Penske de cuatro autos ahora se enfocará en la preparación de la carrera y aceptará los lugares de salida por debajo del promedio. «Ahora podemos volver a centrarnos en la carrera», dijo Power. «Estamos mejor en el ritmo de carrera, seguro».

Fue muy bueno el trabajo del mexicano Patricio O’Ward, que largará 15º la carrera, que el año pasado no lo tuvo en la grilla, debido a quedó afuera de los mejores 33 autos. En su último intento, ya con algo menos de temperatura en pista, logró un promedio de de 230.113 mph, colocando el tercer motor Chevy de la categoría. Si bien no tiene un auto súper veloz, el mexicano ha trabajado en los días previos en el ritmo del auto, siendo uno de los mejores promedios continuamente. Además, no tuvo ningún sobresalto técnico ni despiste, lo cual lo mantiene con confianza para el domingo que viene.

La tanda por la pole estará formada por los cuatro pilotos de Andretti, Dixon, VeeKay, el novato Alex Palou de Dale Coyne Racing y Graham Rahal y Takuma Sato de Rahal Letterman Lanigan Racing. A Marco Andretti le gustan sus oportunidades incluso cuando inicialmente le preocupaba que su velocidad inicial no se mantuviera. No ha ganado en 14 intentos anteriores de ganar «El mayor espectáculo de las carreras» y la famosa familia Andretti tiene solo una victoria en el evento, una victoria de Mario Andretti en 1969. «El mayor obstáculo cuando vienes a Indy es la velocidad», dijo Andretti. “Lo teníamos. Pero luego empiezas a preguntarte: ¿Chevy se está volviendo loco? ¿Es demasiado bueno para ser verdad? Hombre, Honda lo trajo. Bajamos la velocidad. Solo tenemos que ejecutar «.

Andretti recibió elogios de su padre, Michael, el dueño del equipo. «Me dejó pasmado», dijo Michael Andretti. “Esa primera vuelta fue increíble. A todos nos sorprendió. En las últimas dos vueltas estaba girando a lo grande. Él hizo un gran trabajo», agregó. Michael Andretti estaba igualmente orgulloso de toda su organización por preparar seis coches fuertes. “Uno de los desafíos es intentar que todos nuestros coches sean iguales”, dijo Michael Andretti. «Están más unidos que nunca. Hasta ayer, no sabía dónde íbamos a estar. Entonces pensé que teníamos una oportunidad legítima de poner seis autos entre los nueve primeros ”.

Fernando Alonso, en un Chevrolet, tampoco supo encontrar mucha velocidad. El dos veces campeón de Fórmula 1 está intentando cerrar la versión del automovilismo de la Triple Corona, pero su auto del Arrow McLaren SP ha quedado atrás desde que Alonso se estrelló al final de la práctica del jueves. El tiempo de calificación de Alonso de 228.768 mph fue el duodécimo de 13 pilotos cuando hizo su intento. Alonso, quien fue sacado de la grilla el año pasado por el auto del Juncos Racing manejado por Kyle Kaiser, largará 26º. “Solo queríamos armar una carrera sólida sin dramas y poner el auto en el show”, dijo el español. «No fuimos tan rápidos como queríamos y tuvimos que aceptar eso».

Latest Posts