martes, octubre 20, 2020

Golpe de Dixon en el último entrenamiento; Pato O’Ward dio 115 vueltas a gran ritmo

Tras el Fast Nine del domingo, que ratificó a Marco Andretti en la pole, los autos de IndyCar fueron a los pits para colocar otra vez puesta a punto de carrera y salir a pista en un nuevo entrenamiento, el último de esta jornada de ensayos y clasificación. Y tal vez la noticia más resonante fue el despiste de Scott Dixon, quien largará segundo la 104ª edición de las 500 Millas de Indianápolis.

El neozelandés perdió el auto, especialmente el tren trasero, en el ingreso a la recta principal. El mismo lugar donde Fernando Alonso golpeó su auto el jueves, pero con la diferencia que el español sufrió ida de trompa y pegó de manera lateral. Dixon fue de costado y al trompo, golpeando atrás contra la pared y luego contra el paredón de pits, pero muy levemente. No deberían haber sido daños graves para la integridad del auto ni del chasis, especialmente la caja de cambios.

A pesar de que el más veloz fue nuevamente Marco Andretti, Dixon quiere ir por la victoria. Un Andretti no gana desde hace 51 años, desde la victoria de Mario Andretti en 1969. «Espero que ganemos la Indy 500», dijo Dixon. «Eso es en lo que estamos pensando». Han pasado 12 años desde que Scott Dixon ganó las 500 Millas de Indianápolis. Eso es lo que le importa a Scott Dixon. «Me sentí bastante cómodo el jueves con el ritmo de carrera, así que obviamente nos gustaría estar ahí. No sé en qué situación y qué tan rápido podríamos salir. Obviamente, sería bueno salir antes de que termine el día, pero todavía tenemos el Día de Carburación», admitió Dixon, que lideraba la tanda con promedio de 223 millas por hora. Finalmente quedó Andretti arriba, seguido por Helio Castroneves.

Varios pilotos salieron a girar la mayor cantidad de vueltas posibles, a tratar de simular una carrera. No dio el tiempo para que lo consiguiesen, pero sí al menos pudieron hacer poco más de media carrera. Es el caso de Pato O’Ward y Fernando Alonso. El mexicano se metió octavo, a sólo 24/100 del mejor tiempo de Andretti. Completó 115 vueltas, a puro ritmo con el Arrow McLaren, sin fallas, sin errores. Es por eso que Pato se mantiene confiado para la carrera, ya que todo en los ensayos se concentró en trabajar con el ritmo. La sonrisa también le volvió a la cara a Alonso, que a pesar de que partirá 26º, también dio 115 vueltas en el mismo ritmo que su compañero O’Ward y cerró con el mejor 11º tiempo, a 31/100. Será clave el clima el domingo que viene, ya que el calor de ayer parece haberle dolido a los motores Chevy, más allá de que es evidente que la pretemporada demostró un mejor desarrollo de Honda para 2020, sin dudas.

«Hicimos algunas mejoras en nuestro coche, pero aún tenemos que mejorarlo un poco más. Creo que va a ser una carrera en la que se puede ganar o perder en boxes. Parece ser muy, muy difícil pasar por ahí, especialmente con tipos con neumáticos similares a los tuyos. La estrategia será importante. No hay que cometer errores allí. La ejecución de las secuencias de paradas en boxes será muy importante para la posición en la pista y para un buen resultado el próximo domingo», comentó el mexicano O’Ward.

El también español Alex Palou se metió 10º, justo delante de Alonso. Los que no aparecen son los hombres fuertes de Penske. Más allá de que Castroneves fue 2º, el brasileño sólo compite en esta carrera. Los tres soldados de la temporada de Penske no entraron al Fast Nine, a pesar de haber ganado las últimas dos ediciones. En este último ensayo, Will Power fue 13º, Josef Newgarden 20º y Simon Pagenaud, 23º.

Latest Posts