domingo, octubre 25, 2020

O’Ward con la frente en alto, la emoción de Kanaan y la confianza de Palou

Se le escapó por apenas una vuelta y media la victoria a O’Ward en Road America. Esos puntos lo habían dejado en el cuarto puesto del campeonato por lo que llegó muy entusiasmado a Iowa. El viernes se mantuvo entre los seis primeros siempre y otra vez sumó fuerte: cuarto lugar, justo detrás de su compañero de equipo. Tercer puesto en el campeonato.

Con esa mentalidad saltó Pato O’Ward el sábado, desde el 12º lugar de la grilla al 7º en apenas un giro. Luego Ferrucci, Hunter-Reay, Herta, Harvey… Llegó hasta Will Power, lo espero tres vueltas hasta que pasó al Penske por fuera. Fueron 104 vueltas luego lo que duró su persecución a Newgarden. Josef sabía que sólo el mexicano podía ganarle, porque lo tuvo a dos segundos en un momento, a menos de un segundo en otro. Siempre estuvo ahí. Hasta que la fatídica parada en la vuelta 171. Hasta allí, Newgarden era veloz, pero con el mexicano siempre detrás. El equipo Arrow McLaren, que había hecho todo bien, fue algo lento en el cambio y cuando Pato fue a salir, se paró el motor. Perdió una vuelta… Algo que luego no pudo recuperar y llegó 12º.

«Habíamos empezado muy bien el fin de semana. Y en la segunda carrera, la mejor manera de resumirlo es «lo que pudo haber sido». Teníamos el ritmo; fuimos fuertes, escalé muchas posiciones para pelear en el frente. Al final, no estaba destinado a ser para nosotros, pero vamos a seguir presionando para terminar con fuerza en Mid-Ohio», fue el comentario del mexicano, que ahora es 4º en el campeonato.

Tony Kanaan fue una de las figuras del fin de semana. En su última temporada oficial en la categoría, el brasileño, récord de IndyCar en carreras largadas de manera consecutiva, dio la orden de arrancar los motores el viernes, desde arriba del auto. El sábado lo hizo su amigo Helio Castroneves. Y Kanaan no le falló. Fue Top Ten durante casi toda la carrera y cuando parecía que finalizaría octavo, el consumo de combustible fue mayor y debió levantar el ritmo. Terminó 11º, buena carrera de todas maneras.

«En general, creo que fue un fin de semana positivo para nosotros. Definitivamente tenemos un auto mucho más competitivo. Hemos estado entre los 10 mejores en cada carrera con uno de estos autos, así que estoy muy feliz. Fin de semana muy emotivo para mí dando la orden de puesta en marcha el viernes. Fue algo así como, nunca lo había hecho, así que fue una especie de sentimientos encontrados y fue realmente genial hacerlo, pero también es algo que realmente está llegando a su fin», dijo Tony.

«Hoy (por el sábado) tuvimos una gran carrera. Corrimos entre los ocho primeros durante todo el día. La estrategia de neumáticos jugó un poco, y funcionó, así que estaba muy feliz. Estaba mucho más cómodo en el auto. Sabes, hacer esta carrera es como un fin de semana tras cuatro fines de semana libres … es algo extraño para mí. He realizado 17 carreras seguidas durante 23 años, todos los años, así que creo que esta es una buena ventaja para Indy. Vamos a tener un ‘Mes de agosto’ normal en Indy, así que estaré en el auto todos los días, espero que logremos la gran victoria porque eso es lo que mi jefe quiere. Gracias a Bryant, Firestone, Chevy y todo el equipo de Foyt por la oportunidad. ¡Vamos a Indy!», completó Tony.

Alex Palou se fue con la frente bien alta de Iowa. Porque era su segunda experiencia en óvalos tras la complicada carrera de Texas. Giró algo más que el resto al ser novato y luego el fin de semana terminó ambas carreras, a una vuelta de los ganadores, 11º el viernes y 14º el sábado. Está 13º en el campeonato, a sólo dos puntos de su compañero Santino Ferrucci en Dale Coyne. Y por encima de pilotos experimentados, como Takuma Sato, Ryan Hunter-Reay o Marco Andretti.

“Comenzamos más cerca del frente que el viernes, y desafortunadamente no tuve un buen comienzo. Perdí muchas posiciones, pero una vez que nos instalamos en el pelotón, creo que teníamos un auto realmente fuerte. Pudimos pasar a algunos muchachos, lo que no hicimos tanto el viernes. También comencé a pasar autos por el exterior, lo cual fue bastante genial. Tampoco hice eso en la primera carrera. Entonces, definitivamente he aprendido mucho las últimas noches y estoy más cómodo, seguro. Mejoramos mucho, así que estoy feliz. El auto estaba mejor, yo estaba mejor. Es una pena el resultado. La última bandera amarilla nos costó mucho. En general, realmente disfruté compitiendo en un óvalo corto. La próxima vez que venga aquí será un poco más tranquilo, y sabré que hay que esperar. Había mucho que aprender, pero realmente me gustó correr aquí», admitió el catalán.

Latest Posts

Kiko Porto vence primeira na USF2000 em dia de dobradinha brasileira

Texto: Geferson Kern / colaborador Brasil do...

Herta sigue afilado con su ritmo y dominó los entrenamientos en St Petersburgo

Colton Herta continuó su fuerte forma de...

Sato renueva con Rahal Letterman Lanigan Racing

Rahal Letterman Lanigan Racing anunció este sábado...