domingo, octubre 25, 2020

O’Ward: «Mejoré algunos lugares, pero no alcanzó para el Fast 9; igual fue un día positivo»

Estaba contento Pato. Sabía que no había para más. Tal vez, como todos, soñaban con que Chevrolet sacara algún as de la manga el día de clasificación. Pero eso no pasó. Tal vez favorecido por uno de los primeros turnos, sólo el holandés Rinus VeeKay se metió en el Fast 9 con un motor Chevy, con un auto de Ed Carpenter. Pero nadie más. El único Penske-Chevy que pudo más o menos sobrevivir a lo que fue un papelón (Will Power, 22º, dijo que nunca estuvo tan lejos con un auto de carreras) fue el de Josef Newgarden, en el puesto 13, apenas 2 posiciones delante de O’Ward. Por eso el mexicano sueña con hacer una buena carrera: ha tenido buenos promedios en cantidad de vueltas durante todos los ensayos. Eso mantiene la esperanza de Patricio O’Ward a sólo una semana de la edición 104º de las 500 Millas de Indianápolis.

«Creo que fue positivo hacia el final del día. Creo que comenzamos el día un poco confundidos en función de dónde habíamos corrido ayer. Lo arreglamos para la tarde. Mejoramos algunos lugares, pero no tuvimos suficiente para el Fast Nine. Cada vez que mejoras algunas posiciones, es positivo. Debemos mirar hacia atrás y estar contentos con nuestra última carrera debido al calor. Empezaremos a trabajar en el coche de carreras ahora. Estoy emocionado de ver lo que Arrow McLaren SP y Chevrolet pueden hacer la próxima semana», admitió el mexicano, que saltó de la 19ª a la 15ª puesto final en el último intento clasificatorio. Terminó con un promedio de 230.213 para sus mejores cuatro vueltas consecutivas.

«Fue un día difícil. Luchamos contra las condiciones climáticas todo el día. No lo logramos esta mañana cuando las condiciones eran las adecuadas, así que estuvimos con el pie trasero todo el día. Salimos balanceando al final. Dimos una más y funcionó para Pato. Ganó algunas posiciones, pero no tanto para Oliver. Nuestra atención durante toda la semana ha estado en el auto de carreras, y nos sentimos muy bien al respecto. Ahora es el momento de enfocarnos en la carreras y ganar las 500 Millas de Indianápolis. Ese es el premio máximo», fue la frase de Taylor Kiel, el director general de Arrow McLaren SP.

El ex piloto y director deportivo del equipo, Gil de Ferran, también es cauto y piensa en el balance para la carrera, algo en lo que insistió Alonso, que quedó 26º entre 33 autos. “Aunque no estamos en el extremo más alto del pelotón, creo que como equipo podemos estar razonablemente satisfechos con nuestro desempeño. Pato logró mejorar un poco en su segunda carrera aunque la mejora en su velocidad fue bastante pequeña, logró mejorar para recuperar bastantes posiciones. En cierto modo, dejamos atrás la calificación y empezamos a centrarnos en la carrera, ya que es la parte más importante de todo este evento. Me gustaría agradecer a todo el equipo porque ha habido un gran esfuerzo para llevarnos a donde estamos en cuatro días muy intensos. Mucho trabajo de mecánicos e ingenieros, así que quiero aprovechar la oportunidad para agradecerles su arduo trabajo y esperamos el próximo domingo», explicó De Ferran. El trabajo para la carrera comienza. Y como es Indianápolis, exigente, larga, extenuante, todo puede cambiar…

Latest Posts

Kiko Porto vence primeira na USF2000 em dia de dobradinha brasileira

Texto: Geferson Kern / colaborador Brasil do...

Herta sigue afilado con su ritmo y dominó los entrenamientos en St Petersburgo

Colton Herta continuó su fuerte forma de...

Sato renueva con Rahal Letterman Lanigan Racing

Rahal Letterman Lanigan Racing anunció este sábado...