martes, octubre 27, 2020

Penske parte de una impresionante lista de honrados con la Medalla de la Libertad

Tuve que darme prisa para agarrar a Roger Penske en la calle de boxes en Road America en Junio. Mientras le preguntaba sobre la noticia de que recibiría la Medalla de la Libertal Presidencial trataba de acomodar mi respiración. Correr para atrapar a Roger es parte del trabajo. Podrá estar en sus 80, pero es rápido.

En aquel momento no publicaríamos la historia sobre su reacción a la noticia, que había sido anunciada unos días antes de ese fin de semana de carreras, y Penske no había dicho mucho sobre su publicidad. Cuando lo frené ese día, el paró y comenzó a hablar, con una maravillosa sinceridad, sobre la gente que recibió el premio en el pasado.

Y qué lista es esa.

Madre Teresa, Martin Luther King, Aretha Franklin, John Wayne, Frank Sinatra, Helen Keller, Elvis Pressley, Walt Disney, Walter Cronkite, Bob Hope, Warren Buffett, Johnny Carson. La lista sigue. Incluye siete presidentes, 10 jueces de la Suprema Corte, ocho astronautas y numerosos actores, atletas, científicos, filántropos, políticos, educadores y líderes militares.

“Hay tanta gente de elite que está en ese grupo”, dijo Penske ese día. “Ser parte de eso me llena de humildad. Cuando pienso en que (Harry) Truman comenzó esto, y fue premiado como presidente junto a (John F.) Kennedy. Richard Petty la recibió, y Tiger Woods. Hay tantos americanos grandes que la han recibido.”

Agreguen un gran americano más. Roger Penske recibió el premio – el mayor honor civil de América – en una ceremonia el jueves en la Casa Blanca. No fe noticia de tapa de diarios. En términos del ciclo de noticias diarias nacionales fue casi indetectable. No debe serlo.

Penske fue honrado por sus contribuciones al automovilismo deportivo y la industria automotriz, colocándolo al lado de otros receptores previos a él como Petty y Henry Ford. La historia de Penske es única. Convirtió una simple concesionaria de autos adquirida en los ’60 en un imperio automotriz. En ese tiempo, también lanzó su equipo de competición que se convirtió en el más exitoso en la historia del automovilismo deportivo americano.

Más significativa que sus logros es la forma en que los consiguió. Todo en el reino Penske está hecho correctamente y con precisión. Tiene el respeto de sus colegas y competidores. Sus colegas dueños de equipo aspiran a ser como él y los pilotos quieren correr para él. Es habitual verlo felicitando competidores luego de las carreras, ganen o pierdan. Él hace lo que hace con gracia e integridad, y continúa haciéndolo bien a los 82.

Si eres empleado por Roger Penske no trabajas para él, él lo hace para ti. Ese es el secreto del éxito. Eleva y aprecia a sus empleados. No son subordinados. Son socios, cada uno con un rol importante, cada uno con el respeto y el apoyo del jefe.

“La gente hace un equipo y genera energía”, declaró Penske el jueves en la ceremonia. “Creo que lo mejor de todo, y he tenido las oportunidades para hacerlo, es rodearme con individuos talentosos en mi empresa. Hemos construido Penske Corporation a lo largo de muchos años, y el éxito realmente se lo debemos a nuestra gente.”

En la Rolex 24 en Daytona de enero de 2019, Penske permaneció despierto las 24 horas que duró la carrera endurance. Luego de ello, cuando bajó del stand del equipo en boxes, nada mal a pesar del desgaste, se encontró con la atención de unos asombrados periodistas.

“Amo venir a este tipo de carreras”, declaró. “Lo último que quiero es sentarme en la habitación del hotel y mirar la carrera sin tener la posibilidad de estar acá y ver qué está pasando… No tuve problemas en todo el día ni toda la noche, para ser honesto con ustedes.”

Unos pasos más allá, Simon Pagenaud miraba asombrado. “Fue bastante impresionante cuando vi que no había dormido”, dijo. “Yo no puedo hacer eso. Tengo que dormir algo”.

En los boxes de Elkhart Lake en junio, Penske también estaba asombrado. Se había enterado del premio unos días antes, pero seguía sin poder creerlo.

“Es un honor para mí, mi familia y el equipo”, aseguró. “Me quedo sin aliento cuando hablo sobre ello.”

No es el único, señor. Bajo ningún punto de vista.

Latest Posts