miércoles, octubre 21, 2020

Ricardo Juncos: «Estoy muy feliz del arranque en la Indy Pro 2000, vamos a pelear el campeonato»

La pandemia de coronavirus ha golpeado el mundo. Y el automovilismo no está ajeno. Equipos grandes, medianos, chicos. Todos han debido acondicionar estrategias para educar a sus mecánicos y pilotos a las nuevas medidas de salud para visitar los circuitos. Todos han tenido que desarrollar mecanismos para que los sponsors se mantengan en sus autos. Algunos han tenido que achicar su estructura para mantener su fortaleza y pensar en terminar el 2020 lo mejor posible y planificar un mejor 2021. Así es la vida del Juncos Racing este año, tratar de seguir siendo líderes, al menos, en la categoría que compitan.

Desde que se formó, el equipo de Ricardo Juncos siempre tuvo en mente pelear y ganar campeonatos. Desde el karting, la Indy Pro 2000 o la Indy Lights. La fuerte inversión para estar en IndyCar e IMSA en las temporadas 2018 y 2019 fue un salto grande para Juncos Racing, que lo puso en la elite del automovilismo estadounidense. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados y debieron concentrarse en las categorías menores en este difícil 2020, donde aún siguen siendo la brújula técnica en el pelotón. El coronavirus eliminó el campeonato de Indy Lights, algo que también dejó los autos en el taller. Y todo debió centrarse en la Indy Pro 2000.

«Cuando se pudo volver a la normalidad, al poco tiempo ya empezamos a trabajar en el taller y se suspendió el campeonato completo de la Indy Lights, eso fue una dura noticia. Por lo cual prácticamente quedamos trabajando con la mínima estructura posible, hoy sólo somos tres personas full-time, el resto de los mecánicos son part time que se agregan a las carreras. Víctor Franzoni, que es el coach driver, también se agrega a cada carrera. Y otras dos personas del equipo trabajan desde sus hogares. Así estamos trabajando. Sólo organizados con el equipo de Indy Pro 2000, pero son tres autos muy competitivos, tenemos un equipo bien armado para cada fin de semana de carrera, los triunfos ya llegaron», comienza la charla Ricardo Juncos con Indycarlatino.com

«Tenemos tres pilotos. El más conocido es Sting Ray Robb, quien ya corre su cuarta temporada en la Indy Pro 2000, casi un veterano, aunque tenga corta edad, porque tiene 20 años. Ya corrió con nosotros el año pasado así que obviamente tiene muchas chances de andar bien y de pelear por el campeonato. Después tenemos un piloto debutante como es Nate Aranda, que va a hacer 12 de las 17 carreras previstas o 13, dependiendo ahora cómo se acomoda el campeonato por la suspensión de algunas carreras. No hará la carrera de óvalo. Y el tercer piloto es quien nos está sorprendiéndonos a todos es el ruso Artem Petrov, es muy joven, un chico que corrió solamente dos carreras el año pasado con otro equipo, justamente en Portland y Laguna Seca, las carreras que se suspendieron y las únicas pistas que conocía. No conoce ninguna pista, no ha podido entrenar mucho y realmente está haciendo un trabajo fantástico ya ganó dos carreras, está peleando el campeonato. Tiene un talento nato, es muy sólido y lo que hizo en las últimas carreras en Mid-Ohio fue increíble. Porque es una de las pistas más difíciles del campeonato, no la conocía, no hubo ni siquiera track walk, cuando normalmente se camina la pista… Así que directamente fue a entrenar, una sola tanda de media hora, y a clasificar. Y que haya ganado significa que lo hizo realmente bien, es un chico que promete mucho y estamos muy contentos de tenerlo con nosotros», cuenta Juncos sobre su plantel de pilotos.

«Mid-Ohio no fue un fin de semana, fue miércoles y jueves, algo curioso. Fue muy intenso, ya solamente se hicieron dos días de actividad y tres carreras. Así que llegamos al día anterior, a la noche estuvimos muy poquito tiempo para setear todo, para armar lo que sería la parte de equipamiento, descargar los autos y el resto del equipo del tráiler. Hicimos la revisión técnica y así quedamos listos para esa tanda de entrenamientos de media hora y directamente a clasificar por 20 minutos y la primera carrera. Al día siguiente tuvimos la segunda clasificación en la mañana, la segunda carrera y la vuelta más rápida de la carrera 2 iba a organizar la grilla para la tercera carrera. Fue tremendamente intenso, nosotros trabajamos muchísimo en los autos inclusive antes del entrenamiento y me deja muy feliz. Se trabajó muchísimo, yo estoy de lleno en el equipo a fondo metiendo mano en todo lo que puedo todo lo que es el service completo lo estoy haciendo a la par de mis mecánicos y haciendo la ingeniería con Kevin, el otro ingeniero. Digamos que prácticamente estoy a cargo de toda la parte de ingeniería junto con él y está bueno porque hacía muchos años que no lo hacía. Realmente de cinco carreras haber ganado tres y con dos pilotos distintos creo que habla a las claras que estamos muy fuertes sobre todo técnicamente y eso me pone muy contento», explica Juncos, siempre acompañado por su fiel compañera de vida y gran sostén del Juncos Racing, su esposa Danielle.

«(Víctor) Franzoni también está haciendo un trabajo muy bueno como coach así que creo que este año tenemos un equipo muy, muy fuerte, muy sólido quizá mejor que en otros años. El campeonato tiene 17, 18 autos, un nivel muy alto. Pilotos que han vuelto como Daniel Frost, que ya había hecho toda la pretemporada en Indy Lights, él ya había andado muy bien en la Indy Pro 2000. Hay un nivel realmente muy alto de pilotos, con varios que vienen de pelear el título en la USF2000, hay tres o cuatro muy buenos. Así que la verdad que está muy difícil y estamos con dos pilotos peleando el campeonato habiendo ganado tres carreras, liderando cómodamente el campeonato de equipos. La verdad que hasta ahora viene todo muy bien, demostrando que Juncos Racing, más allá de todos los problemas que tuvimos y la pandemia de coronavirus, seguimos a la vanguardia», explicó Ricardo sobre la actualidad en la Indy Pro 2000.

Cuando la charla se traslada a la posibilidad de competir en las 500 Millas de Indianápolis, algo que se rumoreó la semana pasada tras la reunión con los dueños de todas las escuadras, Juncos es muy cauto y cree que las chances son lejanas. «Porque realmente quedan tres semanas. La única alternativa que teníamos es cuando se escuchó que la carrera podían pasarla para octubre. Si hubiese sido así, la historia era otra, porque había más tiempo. Igualmente nosotros seguimos trabajando con los patrocinadores, pero el auto sigue estando en la empresa que hace la revisión y reconstrucción en carbono de los chasis y aún no está terminado. Y al faltar tres semanas, es prácticamente imposible estar en las carreras», explica Ricardo.

-¿Cómo es la adaptación del aeroscreen a un chasis que todavía no se le colocó?

-Se modifica todo el cockpit, especialmente donde va a montarse el soporte del anclaje del aeroscreen. Se usa la primera parte posterior que habían usado el año pasado, que era como una aleta vertical que habían puesto en los autos primero el año pasado y también usa un soporte vertical delante del volante, allí se pone y sostiene la parte frontal del aeroscreen y toda la parte lateral de la jaula antivuelco está modificada para lo que es el soporte lateral y después tiene todo unos tornillos que van paralelo pegados al borde del cockpit. Una vez que tenga el chasis acá en el taller tendré un poco más noción de qué se trata esto, obviamente es muy costoso, vale casi lo mismo que un auto de Indy Pro 2000 cero kilómetro, es muy costoso es upgrade para nosotros hoy en el auto. Eso también es una complicación para las 500 Millas, sin esa actualización el auto estaría listo para correr.

-¿Se había hablado con algún piloto?

-Hay solamente 30 autos anotados por ahora, así que hay un montón de pilotos buscando autos. Todos preguntan, todos hablan, pero concretamente ninguno tiene el presupuesto. Stefan Wilson ya había hablado el año pasado con nosotros, la otra opción es Kyle Kaiser, que si bien está retirado, es posible. Pero el tema de los patrocinadores es la pregunta del millón. Quién va a pagar las roturas en caso de que sucedan, y algunas cosas más. Es un año muy difícil. La verdad es simplemente que nosotros consigamos los patrocinadores, tratar de que salga primero eso, y una vez que nosotros tengamos el presupuesto empezar a ver qué pilotos hay disponibles. Hay muchos pilotos en contacto con nosotros y con todos los otros equipos que aspiran correr también.

-El tema del motor, al estar tan cerca de la carrera, ¿es una complicación?

-No sé, la verdad creo que este año no creo que sea tan complicado. Porque entre Chevy y Honda planificaron 35 o 36 motores entre los dos, y sólo hay 30 autos confirmados por ahora. Así que creo que es factible conseguir motor. Es posible que uno llame hoy y hay motor, tal vez una semana antes de la carrera, no. Yo creo que si va haber motor y el motor con respecto a otros años no va a ser problemático porque tampoco se van andar las millas que se tenían pensado andar en la temporada originalmente, por producto del coronavirus y la cantidad de carreras que se siguen cancelando, el trabajo para los dos constructores es menor, están más tranquilos. Hay más tiempo entre carrera y carrera. No creo que haya tanto una fecha límite por parte de Chevrolet, digamos que hasta último momento van a estar dispuestos a darnos el soporte y apoyarnos técnicamente como siempre lo han hecho, que la verdad que es muy bueno el servicio que dan, siempre se portaron fantástico con nosotros.

Latest Posts

Andretti, Foyt, Carpenter y McLaren: la lucha por $ 1 millón en la parte inferior de la parrilla

Texto: Geferson Kern/Colaborador de IndyCarLatinos.com Brasil

Andretti, Foyt, Carpenter e McLaren: a briga por US$ 1 milhão no fundo do pelotão

Texto: Geferson Kern/colaborador Brasil do IndyCarLatinos.com

Las matemáticas de la disputa por el título de IndyCar en St. Petersburg

Texto: Geferson Kern / colaborador Brasil de...

Dixon busca liderar campeonato «de principio a fin»

Texto: Bruce Martin para IndyCar.com