lunes, octubre 26, 2020

Una vez más, Dixon piensa en el título que se fue

A pesar de ser cinco veces campeón de la NTT INDYCAR SERIES, Scott Dixon ha mencionado cómo tiende a detenerse a pensar en los títulos que lo han eludido.

El neocelandés de 39 años tuvo la oportunidad de lograr algo que nunca había hecho esta temporada, en la que intentó repetir su campeonato.

Cuando esto no sucedió en la carrera final de la temporada, el Firestone Grand Prix de Monterrey el 22 de septiembre, en el WeatherTech Reaceway Laguna Seca, Dixon más bien parecía aceptar que era una cuestión de hecho lo sucedido, mientras que el piloto del Team Penske, Josef Newgarden, celebraba su segundo título.

Es cierto que Dixon estaba muy lejos esta vez – realmente necesitaba que pasaran demasiadas cosas en la carrera con doble puntaje. Llegó 85 unidades detrás de Newgarden. Un sólido tercer puesto dejó a Dixon a 63 puntos de distancia del campeón, en el cuarto lugar.

“Bueno, esta duele menos que alguna de las otras que tuve”, dijo Dixon luego de bajarse de su PNC Bank Chip Ganassi Racing Honda N° 9 en la calle de boxes.

El resultado más obvio que nunca olvidará se dio en 2007, cuando quedó a un tercio de vuelta de repetir el título en la carrera final en el Chicagoland. Era líder del campeonato, tenía el título a la vista, y se quedó sin combustible. Dario Franchitti lo pasó y ganó tanto la carrera como el torneo.

Dos años más tarde, en Homestead, Franchitti aventajaba a Dixon por cuatro puntos cuando llegaron a la última carrera. Dixon terminó tercero, pero quedó segundo en los puntos cuando su compañero Franchitti ganó nuevamente la carrera y el campeonato. Ese fue el segundo de cuatro títulos para el escocés, y comenzaría para él una racha de tres al hilo.

Cuando Dixon se proclamó campeón por quinta vez en 2018, destacó como todo parecía acomodarse en su lugar. Escapo de la tierra sin daños serios luego de un accidente múltiple en la primera vuelta de Portland y, para consternación de sus contendientes, surgió desde el fondo del pelotón para salvar un quinto puesto.

Luego, se fortaleció en el final, con un segundo puesto en Sonoma para celebrar la corona peleando con el piloto del Andretti Autosport, Alexander Rossi, quien culminó séptimo y segundo en los puntos.

FOTO: Stephen King/INDYCAR

Pero este año demostró ser completamente distinto, cuando Dixon encontró infortunios en las dos carreras previas al final de la temporada. Lideraba en Portland cuando la batería falló, lo que resultó en un decimosexto puesto. La carrera anterior a esa, en Gateway, finalizó vigésimo por un problema en el radiador.

“Cada campeonato es muy diferente a los otros”, dijo Dixon. “Creo que las últimas dos carreras (de esta temporada) pudieron hacer mucha diferencia para nosotros, dependiendo de la presión que aplicaras en distintas personas. No sé, siento que cada año la gente tiene esos escenarios donde si pudieran cambiar un par de cosas, todo sería muy diferente”.

“Sin reproches. Nos esforzamos este año y resultó no ser suficiente. Ganas algo, pierdes algo. Felicitaciones a Josef, tuvo un año fantástco y Penske hizo un gran trabajo.”

Sus 46 victorias lo rankean tercero en el historial de la INDYCAR, lo cual significa que ningún piloto en el paddock inspira más respeto.

Penske tuvo hacia Dixon un último cumplido en Laguna Seca, cuando el propietario del Hall de la Fama dijo, “Veo a Dixon como el chico al que debemos vencer cada fin de semana dentro y fuera”.

Desde el primer título de Dixon, en 2003, su promedio de puestos finales en 16 temporadas es 3.5. Sí, siempre está a la caza. Además de esos cinco campeonatos, ha finalizado segundo dos veces y tercero cinco. Este ha sido su segundo cuarto puesto.

Y no es que 2019 no haya sido productivo. Dixon extendió su record de ganar al menos una carrera en temporadas consecutivas a 15, dos más que el piloto del Team Penske, Will Power, con una victoria en Detroit. Dixon además prevaleció en Mid-Ohio.

En la lista de más temporadas con al menos una victoria durante su carrera, las 17 de Dixon son segundas sólo detrás de las 18 de AJ Foyt, lo que lo posiciona para seguir haciendo historia en 2020.

“Estamos contentos con el año”, dijo Dixon. “Solo necesitábamos no tener más problemas. En esa parte a mitad de temporada perdimos muchos puntos. Y luego las últimas dos carreras antes de llegar acá habrían hecho una gran diferencia”.

Latest Posts