viernes, mayo 7, 2021

Prueba de Push-to-Pass en IMS entrega resultados y retroalimentación prometedores

Texto: Curt Cavin para IndyCar.com

La NTT INDYCAR SERIES continuó su preparación para el cambio de configuración del motor propuesto para 2023, que incluye tecnología híbrida, al probar un sistema Push-to-Pass el viernes en el Indianapolis Motor Speedway.

El dispositivo, utilizado en los circuitos permanentes y urbanos en la categoría desde 2009, les da a los pilotos un pequeño aumento de potencia que les ayuda a rebasar. Nunca se ha utilizado en una pista ovalada (Nota: de 2009 a 2011 se usó en algunos óvalos) y, si bien se ha probado tres veces a lo largo de los años en tales lugares, el viernes fue su primera experiencia en el icónico IMS de 2.5 millas.

Cuatro pilotos de la NTT INDYCAR SERIES, liderados por el seis veces campeón reinante, Scott Dixon, de Chip Ganassi Racing, y el ganador de las 500 Millas de Indianápolis presentadas por Gainbridge, Alexander Rossi, de Andretti Autosport, participaron en la sesión del viernes para simular cómo se podría usar el Push-to-Pass con el nuevo motor V6 biturbo de 2.4 litros, que debutará en 2023.

Los ptros pilotos que probaron fueron el bicampeón de la serie, Josef Newgarden, de Team Penske, y el Novato del Año de la Indy 500 en 2020, Pato O’Ward.

El presidente de INDYCAR, Jay Frye, reiteró que esta era una de las muchas pruebas que se realizarán antes de que se utilice la configuración del motor en competencia.

«Cuando llegamos (a esta prueba) pensamos… que esto precipitaría más preguntas que respuestas, y eso es probablemente lo que sucedió, lo cual está bien», dijo Frye. «Estamos viendo cómo (las carreras) podrían verse en 2023 con la llegada del nuevo sistema híbrido».

El componente híbrido cuenta con un sistema de recuperación de energía cinética (KERS) que genera, almacena y reutiliza energía, que se utilizará para el Push-to-Pass en trazados permanentes y callejeros, y tal vez incluso en óvalos, si se considera que ese es el camino a seguir.

Dixon, Rossi, Newgarden, O’Ward y sus equipos participaron en una prueba aerodinámica en IMS en noviembre, y los ajustes hechos luego fueron validados en esta sesión, según Frye.

Honda y Chevrolet tuvieron cada uno a dos equipos participando.

Los pilotos pasaron más de dos horas el viernes por la tarde corriendo en un paquete para simular condiciones de carrera. Se les dieron variables diferentes para cada tanda de 20 vueltas, con algunas activaciones de Push-to-Pass en coreografía para abarcar sólo cinco segundos, otras más.

Cada duración cambió la velocidad máxima de los autos al final de las largas rectas del IMS, con rangos de 230 a 236 mph, expuso Frye en un ejemplo.

Los participantes dijeron que podían sentir la diferencia.

«Es interesante», dijo Rossi. «Realmente sientes que (Push-to-Pass) se desactiva, pero ciertamente sientes cuando entra. Es muy bueno. Es como, ‘Me gustaría esta potencia todo el tiempo’ «.

Frye indicó que los pilotos preferían las activaciones más cortas, lo cual era información buena para aprender. Ese es un beneficio de las pruebas, afirmó.

«Es mucha potencia, y algunas duraciones fueron bastante largas», detalló Dixon. «Diez segundos de (son) probablemente 50, 60, 70 caballos de fuerza, especialmente en un auto que está sin carga aerodinámica, y tu velocidad promedio puede aumentar varias millas por hora».

Los autos de la NTT INDYCAR SERIES están en línea para un aumento de potencia en 2023, ya que el nuevo motor puede producir aproximadamente 100 caballos de fuerza (hp) más que la configuración actual de 2.2 litros. El sistema KERS puede agregar otros 100 hp, aunque Frye enfatizó que todo ese aumento podría no ocurrir en una vez.

«Tratamos de simular cómo podría funcionar», aseguró Frye, quien agregó que se espera que las pruebas en los nuevos motores se realicen a principios de 2022.

Scott Dixon (FOTO: Joe Skibinski/INDYCAR)
Scott Dixon (FOTO: Joe Skibinski/INDYCAR)

Las pruebas anteriores de Push-to-Pass en óvalos se llevaron a cabo en Pocono Raceway, Phoenix Raceway y World Wide Technology Raceway, pero fueron con una generación anterior del sistema Push-to-Pass.

Newgarden dijo que esta es una de las muchas opciones que INDYCAR tiene para el futuro.

«El aumento de caballos de fuerza es (ajustable): puedes subir o bajar el impulso», comentó. “Entonces, ese salto en el rendimiento desde la curva puede ser mayor o menor, y la longitud (del Push-to-Pass) es ajustable. Hicimos un par de escenarios, un par de configuraciones. Definitivamente es notable».

«Es sólo una cuestión de preferencia y cuál es la configuración correcta para dársela al grupo. Ese es el tipo de información con la que estábamos tratando de ayudarle a INDYCAR, y ahora les toca a ellos analizar esa información y ver qué hacemos en el futuro».

Las pruebas de INDYCAR se reanudan este martes y miércoles en Texas Motor Speedway, en preparación para el Genesys 300 y el XPEL 375 del 1 y 2 de mayo, en el óvalo de 1.5 millas.

La temporada de 17 carreras iniciará el domingo 18 de abril con el Honda Indy Grand Prix de Alabama presentado por AmFirst en Barber Motorsports Park en Birmingham, Alabama. La 105º edición de las 500 Millas de Indianápolis presentada por Gainbridge será el domingo 30 de mayo.

Latest Posts