martes, mayo 18, 2021

No hay nadie que lo detenga: tercera seguida para Dixon

Todo cambió en la vuelta 26, cuando Scott Dixon se mandó a los pits. Fue el primero en decidir la segunda detención. Tomó la calle de boxes de manera limpia, no tenía otros pilotos en ella. Cuando salió, quedó un blanco en el tránsito para acelerar y hacer su stint más largo. Todo cambiaría luego con la detención del motor de Josef Newgarden, hasta ahí demoledor ritmo con el Penske con casi 10 segundos de ventaja sobre el sorprendente Santino Ferrucci. Con el retraso de Josef, la figura de Dixon fue cada vez más grande. Al final, le significaría una victoria más que importante para el neozelandés: la número 49 de su vida en Indycar y la tercera consecutiva en un arranque demoledor de temporada 2020, tras sus festejos en Texas e Indianápolis.

Tras el problema de Newgarden, que lo mandó al 14º puesto, su compañero Power tomó la posta en la punta y se escapaba de Dixon, a más de 1s5. Sin embargo, a falta de 15 giros, todo cambió. El británico Jack Harvey, que otra vez largó en la primera fila como en IMS, se despistó mientras marchaba 6º y salió la bandera amarilla. Y el equipo Ganassi fue rapidísimo, tal vez un segundo fue la diferencia, pero sirvió para superar Power en la calle de boxes. Fue un gran momento, precisamente porque los dos equipos estaban pegados en los lugares de detención. Un mecánico ajustó con algo más de tiempo el alerón trasero de Power y eso permitió que Dixon lo superara.

Luego, fue todo para el neozelandés, que a pesar de dos banderas amarillas más por accidentes con Conor Daly (por toque con Pato O’Ward) y Dalton Kellet, no hubo manera de alcanzarlo. Es más Power se tuvo que preocupar por la sorpresa y revelación de la carrera, el español Alex Palou. El piloto de Barcelona llegó 3º pidiendo pista con el auto de Dale Coyne. Siempre se mantuvo Top 5 en toda la carrera y superó dos veces a Ryan Hunter Ray sobre el cierre para irse en busca del australiano. Pero ya no había caucho y se guardó un gran lugar en el podio, teniendo en cuenta que mañana hay otra carrera. Y salen directamente a la clasificación, sin ensayos. Es apenas la tercera carrera de Palou en Indycar.

El mexicano tuvo una destacada actuación, le tocó salir indemne de varias maniobras ajustadas. En un momento estuvo persiguiendo a Will Power en la primera parte de la carrera, con un gran ritmo. Pero luego el Arrow McLaren perdió rendimiento el primer cambio de caucho y se mantuvo en la lucha constante por el 10º puesto. Tuvo momentos de tensión con Takuma Sato, también con Simon Pagenaud. Y la más complicada fue con Conor Daly, justamente por la aspereza con la que terminó la jugada con Sato. Al perder algo de velocidad, Daly lo superó por fuera, pero se cerró demasiado rápido, sin que O’Ward pueda evitar el toque. Daly se pegó duro contra la protección, fue el golpe más duro de la carrera. Pero tras bajarse admitió que no tenía mucho que reclamarle al mexicano, que fue 8º, al igual que en Indianápolis.

Rahal, al igual que en Indy GP, tenía un gran auto y marchaba segundo y luego lideraba la carrera antes de la primera detención, pero un problema en la recarga de combustible lo condenó a la mitad del pelotón. Impecable lo de Ferrucci, que estaba para pelear el podio y hasta el segundo lugar con Power, pero en la parada final se encontró con Herta en la salida y casi le pega a la pared. Todo eso en los pits… Justamente Herta, silencioso, se metió 5º y está tercero en el campeonato, con 88 puntos. Es el mejor piloto de Andretti Autosport, que vio otra jornada negra con su estrella Alexander Rossi. Lidera escapado Dixon, con 155 unidades, seguido por Pagenaud con 93. O’Ward está 8º en la tabla, con 66 puntos.

Latest Posts

Quinta Marcha: Cinco preguntas del Mes de Mayo

Ahora que el GMR Grand Prix está...

Fin de semana de lucha para Sulaimán en Indy GP

Lo que se perfilaba para ser un...

Rinus VeeKay obtiene primera victoria en INDYCAR

La creencia siempre ha estado ahí para...

Romain Grosjean, en pole para GMR Grand Prix

Hablemos sobre hacer una entrada triunfal.